Ventajas para el Exportador

El comercio es un negocio arriesgado. Uno de los mayores riesgos es la calidad. Los exportadores e importadores tienen que considerar tanto la normativa del país de procedencia de los cultivos como la del mercado de destino. Aquí el factor fundamental es la conformidad con los límites máximos de residuos (LMR), ya que si el producto sobrepasa los límites del mercado de destino, no podrá venderlo en ese país. En el caso de las frutas y hortalizas perecederas, eso significa la pérdida total de la producción.

Sin embargo, dentro del programa de food chain partnership, Bayer aplica sus conocimientos específicos del país en cuestión a los diversos LMR y niveles de tolerancia en la importación, para que se pueda observar la normativa de calidad. Los cultivos de alta calidad reducen el riesgo de fallos y garantizan unos buenos márgenes para el exportador o el importador. Mediante la trazabilidad de los cultivos se puede controlar la calidad, con lo que la comercialización de fruta y hortalizas resulta un negocio rentable.
Copyright © Bayer AG