miércoles, marzo 6, 2024

Más de 1.400 niños almerienses disfrutan de Baylab, la iniciativa de Bayer para acercar la ciencia a los colegios

Van a interactuar con semillas, plantas y frutos para aprender a identificar diferentes cultivos a través de juegos. La actividad se desarrollará durante toda la semana en diferentes colegios de la provincia de Almería.

Almería, 6 de marzo de 2024. – Más de 1.400 estudiantes de primaria y secundaria de 18 colegios de la provincia de Almería podrán disfrutar de “La semana de los huertos” de Baylab, una iniciativa global de Bayer para fomentar el interés de los más jóvenes por la ciencia. Tras el éxito de la primera edición el año pasado, cuarenta profesionales de Bayer van a visitar varios colegios almerienses para despertar la curiosidad de los jóvenes en disciplinas STEM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), y que descubran la ciencia a través de su propia experiencia.

Durante una jornada, los niños podrán conocer de primera mano la investigación que desarrolla Bayer para obtener más y mejores frutos, con mejor sabor y de mayor calidad, con menos recursos naturales. Además, durante las formaciones se incidirá en la importancia que tiene la agricultura como principal actividad económica de la zona. “Almería vive rodeada de invernaderos, pero son pocos los que conocen toda la ciencia e innovación que hay detrás. Darlas a conocer a los más pequeños y que se interesen por ellas a través de atractivos talleres, es nuestra meta”, ha destacado Montse Jiménez, Especialista en Fitosanitarios de Bayer e impulsora del proyecto en España.

Baylab, bajo el lema de “Inspirando el amor por la ciencia”, es una iniciativa de la compañía para contribuir a la consecución del Objetivo Global de Sostenibilidad, apostando por la educación de los más jóvenes a través de prácticas creativas en las que el entretenimiento y la formación vayan de la mano para motivar a los futuros científicos.

Talleres de siembra y plantación

En las sesiones, los niños van a trabajar con semillas de tomate, pimiento, melón y pepino, y tendrán que relacionar cada semilla con la planta y el fruto. Después sembrarán en maceteros biodegradables que se llevarán a casa y, finalmente, plantarán en los huertos de sus colegios y seguirán su desarrollo a través de un cuadernillo de campo. Aquellos que no dispongan de huerto, harán la plantación en grandes maceteros que dejarán en sus clases para realizar su seguimiento de cerca.

Además, los talleres pretenden reforzar el conocimiento de los niños sobre los beneficios que aportan las frutas y verduras a su salud y también al medio ambiente. “Queremos que los niños conozcan la importancia de las plantas para el planeta, paliando el efecto invernadero, protegiendo los suelos y alimentando a una creciente población mundial. Por otro lado, mediante estos talleres transmitiremos el amor por la investigación, fundamental para lanzar al mercado vegetales resistentes a enfermedades, de gran sabor y alta producción, mostrándoles que ellos pueden ser esos científicos el día de mañana”, señala Irene García, Investigadora en Fitopatología de Bayer e impulsora del proyecto en España.

Desde la parte educativa, la acogida de la actividad ha sido muy positiva, puesto que “a través de diversas experiencias y actividades han visto cual es la aplicación real de la iniciativa. Los alumnos se motivan cuando ven que lo que hacen tiene un porqué y un para qué y hoy han podido comprobarlo, han visto la relevancia de la agricultura en nuestro día a día”, ha señalado Beatriz Rico, directora de Primaria del colegio Altaduna,

El centro de I+D de Bayer ubicado en El Ejido, junto con el de San Nicolás, forma parte de un importante hub de innovación agrícola centrado en cultivos hortícolas para el desarrollo de la mejora genética en invernaderos, y tiene como objetivo contribuir a transformar la agricultura para hacerla más productiva y sostenible.