Excoriosis

Nombres

zoom...

Nombre cientifico

Phomopsis viticola

Nombres comunes

Biología

Daño

Las hojas pueden ser atacadas y presentar manchas oscuras, excepcionalmente sobre el pecíolo, pero raramente en los nervios. En los racimos la enfermedad ataca el escobajo, provocando un desecamiento parcial o total. Puede afectar a todos los órganos verdes de la vid, teniendo síntomas parecidos, pero ocasionando daños muy distintos. En los brotes jóvenes y sarmientos, aparecen unas necrosis sobre la madera verde en la base de los brotes, que después se resquebrajan. Durante el verano puede observarse un estrangulamiento en la unión del brote con el pulgar. Los daños se observan en forma de yemas no brotadas, de sarmientos débiles, y de una importante pérdida de producción. En otoño, la corteza presenta manchas blanquecinas y puntuaciones negras. En invierno, caen numerosos sarmientos de la madera vieja y la cepa queda gravemente mutilada. En las hojas aparecen manchas oscuras, excepcionalmente sobre el pecíolo, pero raramente en los nervios.. En los racimos las manchas oscuras aparecen en el pedúnculo y el raquis. para hacer un diagnóstico preciso de la excoriosis es necesario una identificación al binocular o al microscopio, ya que es fácil confundirla con otros parásitos.

Causa

Pasa el invierno en las yemas de la base de los sarmientos, en estado de micelio, ó en la corteza de los sarmientos, en estado de picnidios (puntuaciones negras). En la primavera, coincidiendo con el desborre de la vid, los picnidios liberan las esporas en una masa gelatinosa amarillenta, que con el agua de las lluvias se transporta y esparce. El desarrollo de la enfermedad depende de la frecuencia de las lluvias, ya que las esporas germinan exclusivamente en agua. El vigor, el enmarañamiento del follaje y todo lo que contribuya a aumentar la humedad a nivel de los órganos favorecen la enfermedad.

Copyright © Bayer AG