Evitar caída frutos recién cuajados y estimular vegetación

Nombres

Nombres comunes

Descripciones

Caracteristicas

Las condiciones meteorológicas desfavorables pueden conducir a una planta a renunciar a sacar adelante los frutos del año. Esto es una adaptación natural para ahorrar energía en tiempos desfavorables; sin embargo, en las plantas cultivadas, que gozan de la protección y el cuidado del hombre, esto puede representar una desventaja. Algo similar pasa con los frutos recién cuajados (o fertilizados). Las plantas producen por lo general muchos más de los que son capaces de sacar adelante en estado natural, pues muchos son rápidamente afectados por insectos y otros agentes dañinos que echan a perder la mayor parte de los frutos. No obstante, las plantas cultivadas están muy protegidas en el sentido de que la afección de las plagas es menor y la disponibilidad de nutrientes, mayor, luego no tiene sentido para el agricultor dejar perder esos frutos que empiezan a formarse.

Para evitar este proceso se utilizan estimulantes de la división celular como el ácido naftalenacético, pues la forma natural para la planta de deshacerse de esos frutos es dejar de hacer crecer los tejidos que la unen a ellos, con lo que se debilitan y caen. Una estimulación del crecimiento de los tejidos tiene como consecuencia un mayor vigor en el crecimiento de todas las partes de la planta, con lo que la capacidad de absorber nutrientes y de producir más cosecha también crece.

Copyright © Bayer AG