Polilla oriental

Nombres

Nombre cientifico

Cydia molesta

Nombres comunes

Biología

Daño

La primera y segunda generación ataca principalmente a los brotes, que son destruidos y secados, y esto va acompañado de secreción de goma. Este daño puede ser importante en viveros y plantas jóvenes en formación. A partir de la tercera generación (también puede suceder desde la segunda) el ataque se centra en los frutos si están verdes. Las orugas roen el exterior de éstos ocasionando secreción de goma en abundancia sobre la piel, que se endurece y acaba desprendiéndose, dejando una cicatriz que deprecia mucho el fruto. Cuando el fruto está más maduro, la larva penetra en el interior y se alimenta de la pulpa produciendo también daños muy importantes. A veces el fruto agusanado no muestra síntomas externos de penetración de la oruga, pues ésta tiene tendencia a penetrar por la cavidad peduncular. Los daños son más elevados cuanto más tardía es la variedad del melocotonero.

Causa

Este daño es producido por un trotrícido (lepidóptero) Cydia molesta o Grapholitha molesta, que ataca sobre todo al melocotonero, aunque también se encuentra muy a menudo en peral, y con menor frecuencia en cerezo, manzano, albaricoquero y membrillero. Esta oruga inverna en forma de larva desarrollada, dentro de un capullo sedoso, generalmente en el tronco de los árboles. Crisalida en primavera y los adultos, que sólo son activos con temperatura superior a 16ºC, aparecen en abril o mayo. Esta primera generación efectúa la puesta en el reverso de las hojas apicales de los brotes tiernos o al lado de los frutos. Las larvas abren galerías descendentes de varios centímetros de longitud en los brotes, pudiendo una sola larva destruir varios brotes. En junio crisalida en las ramas o el tronco, pudiendo tener hasta cinco generaciones generalmente superpuestas.

Copyright © Bayer AG