Pulgón ceniciento

Nombres

zoom...
zoom...

Nombre cientifico

Dysaphis plantaginea

Nombres comunes

Biología

Daño

Los mayores daños provocados por estas especies se pueden ver sobre plantel, ya que debilitan y obstaculizan el crecimiento. Sobre árbol, los daños son debidos sobre todo a la melaza producida, que embadurna las hojas y frutos. Las hojas pueden perder su funcionamiento normal debido a que enseguida se retuercen anormalmente, lo que va seguido por un debilitamiento de los brotes y la caída de las mismas hojas. Los frutos pueden ser invadidos por hongos que causan rugosidades y deformaciones y reducen la calidad comercial. Los daños son provocados por la saliva inyectada por el pulgón, y los enzimas que contiene son la causa de la deformación y la detención del desarrollo de los frutos.

Causa

Los áfidos (pulgones) son pequeños insectos de tegumento blando. Las hembras depositan los huevos, en gran número, en el extremo de las ramas más jóvenes. Las larvas avivan antes de la floración formando colonias en los brotes tiernos, preferentemente en las partes altas. Las ninfas después de la eclosión se dirigen directamente hacia el extremo de los brotes recién formados. Los pulgones invaden rápidamente las hojas de los brotes frescos, que inmediatamente aparecen retorcidas. De marzo a octubre se suceden de 10 a 15 generaciones. A partir de septiembre disminuyen las poblaciones y se inicia la puesta de invierno.

Copyright © Bayer AG