Nutrición vegetal

Nombres

Nombres comunes

Descripciones

Descripción

Caracteristicas

Las plantas por lo general son capaces de producir la mayor parte de sus compuestos a partir del agua, el carbono del aire y las sales minerales del suelo. No obstante, excepto contadas ocasiones (leguminosas, algunos helechos) están limitadas en su crecimiento por la falta de fuentes de nitrógeno, elemento esencial de todos los tejidos vivos por ser parte de los aminoácidos, y muy abundante en la tierra (el 80% del aire es nitrógeno molecular), pero inaccesible para las plantas.

Las consecuencias de la falta de nitrógeno son en general un crecimiento más reducido de la planta o una falta de vigor, al no disponer de “ladrillos” con los que “construirse” a sí misma.
La solución tradicional a los problemas de desnutrición se ha venido dando a través del suministro de nitratos, es decir, nitrógeno oxidado, a la planta. Sin embargo, esto tiene dos problemas: por una parte, la planta necesita invertir un gran gasto energético en convertir los nitratos en nitrógeno reducido, esto es, aminoácidos. Por otra parte, los nitratos son un contaminante del agua y su acumulación representa una amenaza para la salud pública.

La solución idónea a los problemas de desnutrición es el suministro de aminoácidos disueltos para que los absorban las raíces, que reduce la acumulación de nitratos en el agua o en la planta, y a la vez proporciona un efecto mayor sobre el crecimiento y el vigor de la planta.

Copyright © Bayer AG