jueves, septiembre 5, 2013

Bayer CropScience refuerza sus planes de inversión con 2 400 millones de euros asignados a la expansión de las capacidades de producción entre 2013 y 2016

Incremento de la demanda de soluciones agrícolas innovadoras y sostenibles
Bayer CropScience va por el buen camino para conseguir acercar su facturación a los 9 000 millones de euros en 2013 y a los 10 000 millones de euros en el 2015. «Desde 2007 no hemos dejado de expandir nuestro negocio con facturaciones récord, y somos optimistas con respecto a la evolución futura», manifestó el director general de Bayer CropScience, Liam Condon, en la conferencia anual de prensa de la compañía celebrada en Monheim (Alemania). En respuesta a la fuerte demanda de sus productos, la empresa ha añadido mil millones a su programa de inversión, con lo que el gasto de inversión total para el periodo comprendido entre 2013 y 2016 ascenderá a unos 2 400 millones de euros.

Se espera que el programa acelerado de inversión redunde en un incremento significativo del volumen de producción de las sustancias activas clave para la protección de cultivos. «Mientras numerosas empresas se enfrentan a problemas de superproducción, la situación de Bayer CropScience es totalmente distinta: el crecimiento de la población mundial, los cambios en los hábitos alimentarios y los constantes cambios de las condiciones climatológicas están afectando al suministro de alimentos y necesitan respuesta», manifestó Condon.

«La demanda de nuestros productos por parte de los agricultores está aumentando tan vertiginosamente que estamos reforzando nuestra capacidad de suministro para poder abastecer a los agricultores de todo el mundo con soluciones agrícolas innovadoras muy necesarias», añadió Condon, quien describió así el reto: «Aproximadamente 900 millones de personas pasan hambre hoy en día, y la población mundial está aumentando rápidamente. Tenemos que aumentar la productividad agrícola y, al mismo tiempo, avanzar en materia de sostenibilidad agrícola asegurando la protección del medio ambiente, algo que esperamos conseguir mediante el desarrollo de soluciones y servicios innovadores que ayuden a la agricultura a contribuir a un desarrollo saludable de la sociedad».Se invertirán alrededor de 380 millones de euros para nueva planta de glufosinato de amonio en Estados Unidos

Uno de los elementos integrantes de los planes de inversión de Bayer CropScience es la construcción de una nueva planta en Mobile (Alabama, EE. UU.) para la producción de glufosinato de amonio, que se comercializa en los Estados Unidos bajo la marca LibertyTM. Se espera que la nueva planta entre en funcionamiento en el cuarto trimestre de 2015, a tiempo para la temporada de cultivo del 2016. «Con alrededor de 380 millones de euros destinados a las nuevas instalaciones, este proyecto se convierte en el mayor proyecto de construcción único de la historia de Bayer CropScience», declaró Condon. Junto con los proyectos de ampliación de la capacidad de producción en marcha en otras sedes, estas nuevas instalaciones contribuirán significativamente a lograr el objetivo de la empresa de doblar con creces el suministro mundial de esta importante sustancia activa.

El aumento de la producción de LibertyTM contribuirá a combatir las resistencias de las malas hierbas, que constituyen uno de los mayores retos de la agricultura moderna. LibertyTM es el único herbicida no selectivo capaz de combatir malas hierbas resistentes al herbicida más usado, el glifosato. Alrededor del 50 % de los agricultores de EE. UU. han experimentado problemas de resistencias de malas hierbas en sus campos de cultivo, y la situación está empeorando, no solo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo.

Bayer CropScience está abordando este problema sobre la base de su bagaje único de conocimientos en materia de I+D, de la cartera de herbicidas más diversificada del sector, de una labor de diagnóstico y seguimiento, y del fomento del control integrado de las malas hierbas. Las técnicas en este control integrado, como la rotación de cultivos, el uso de herbicidas con mecanismos de acción diferentes (con el glufosinato de amonio como uno de sus pilares) y la rotación de rasgos tolerantes a los herbicidas, ayudan a los agricultores a controlar o retrasar la aparición de resistencias en malas hierbas, pues ninguno de los elementos por sí solo es capaz de erradicar el problema. «La diversidad es la clave de la agricultura del futuro», subrayó Condon.

Expandir el negocio de semillas afianzando posiciones en las áreas de soja y trigo

Además del aumento de su capacidad de suministro en protección de cultivos, otro elemento que forma parte de los planes de crecimiento de la compañía es la puesta en práctica de su estrategia de semillas. Bayer CropScience tiene previsto seguir reforzando su posición en los cultivos donde ya está presente, como las hortícolas, el arroz, la colza oleaginosa y el algodón, y mejorarla significativamente en los mercados de soja y trigo.

«Seguimos invirtiendo en nuestro negocio de soja, por ejemplo, mediante adquisiciones estratégicas en América Latina, contribuyendo al rápido desarrollo de rasgos distintivos», explicó Condon, y destacó entre ellos el rasgo del nematodo del quiste de la soja, que actualmente se encuentra en fase de desarrollo en Bayer CropScience. Asimismo, también anunció el lanzamiento previsto para finales de 2014 de la marca global de soja de Bayer CropScience CredenzTM en América del Norte y Sudamérica. «Las semillas de soja CredenzTM nos ayudarán a suministrar variedades mejoradas a los agricultores. Ofrecerán rasgos futuros que podrán proteger a la soja frente a insectos específicos, repeler ataques de nematodos y hacerla tolerante a los herbicidas más eficaces», declaró Condon. La compañía aspira a incrementar significativamente las ventas en soja para la próxima década.

Un segundo pilar de las inversiones en el ámbito de las semillas es el trigo, el cultivo básico más importante del mundo. Aquí, Bayer CropScience está creando una red puntera a nivel mundial de obtención de trigo con el objetivo de desarrollar variedades de alto rendimiento adaptadas a las condiciones locales. Se espera que las primeras variedades puedan lanzarse al mercado en el 2015.

«Nuestra estrategia de negocio está diseñada para abordar los acuciantes retos que tienen que afrontar los agricultores de todo el mundo —concluyó Condon—. Seguiremos fortaleciendo nuestros negocios de protección de cultivos y semillas, centrándonos en el cliente e impulsando la innovación para reforzar nuestra posición de liderazgo en el mercado».
Copyright © Bayer AG